viernes, 19 de septiembre de 2008

Kevin Smith y Mulholland Drive

Dos conceptos que tienen poco que ver a priori. Pero el caso es que leyendo el libro Silent Bob Speaks: the collected writings of Kevin Smith, aparece un comentario de Smith sobre la película de Lynch que me ha hecho mucha gracia.
Comenta que cuando vio Mulholland Drive, pensó, al igual que mucha gente por lo que he podido comprobar en foros sobre cine y entre amigos, que la película era una estafa, que opinaba que Lynch "he´s just being weird for the sake of beig weird now". Es curioso porque mucha gente tuvo esa reacción, y me imagino que ni siquiera darían una oportunidad a Inland Empire, claro, porque esa si es rara de verdad. Pues bien, resulta que Smith comunicó sus impresiones a su esposa, la cual no sólo le dijo que ella pensaba que la película era estupenda, sino que además le dio la siguiente explicación. Por cierto, es un super SPOILER, no leer si no se ha visto la película:
The blonde was so in love with the brunette that she went crazy after the
brunette rejected her. The blonde had the brunette killed, but then couldn´t
live with what she´d done, so she killed herself . The first three
quarters of the movie is her feverish, pre-suicidal, masturbatory fantasy.
Y voilà, el amigo Kevin vio la luz, y lo que le habia parecido una peli sin pies ni cabeza se convirtió para él en lo mejor del año. A mi el estilo de Lynch me cautiva de tal manera, que me es indiferente encontrar un sentido, pero creo que esta pequeña y clara explicación puede ser útil para los que rechazaron la película gustándoles Lynch, porque pensaron, como Smith que Lynch "estaba siendo raro por ser raro". Aparte de este y algún otro artículo divertido, creo que Kevin Smith gana al ver aplicado su humor en la pantalla. El libro de sus artículos no pasa de ser un compendio de cotilleos y declaraciones escatológicas privadas. Por ejemplo, sobre las consecuencias de la ingestión de un medicamento para adelgazar. Adoro a Smith el guionista, le adoro como Silent Bob (aunque mucho más a Jay) y me encanta su humor, su manera de hablar de sexo a pesar de/a causa de su educación religiosa y la manera en que refleja una generación. Pero para empaparos de todo ello, es mucho mejor ver sus películas (excluyendo Jersey Girl, claro). Incluso Mallrats, su película más criticada, es deliciosa en esa mezcla de comedia romántica y gamberra.


3 comentarios:

Eclipseee dijo...

Hola Urannn!! Tu compi de currele te escribe!! Hace un tiempo vi Mulholland Drive y la verdad es que me pareció una mega paranoia, aunque me tocó de una manera especial el subconsciente.
No tengo mucha idea de cine, así que como inepta en el cine lo único que puedo decirte es que parece que hablas con propiedad de ello.

Te animo a seguir!
Yoli.

uran dijo...

gracias, guapa

R. dijo...

Es obvio que la gracia de Lynch reside en no buscar ningún significado o, en todo caso, no preguntarse el porqué de cada uno de los elementos que introduce en sus pelis. Así pues, "Terciopelo azul" es mi favorita en dura pugna con "Eraserhead".
De Smith me quedo sin duda con la primera "Clerks"... "si se la chupas a otro ya somos 38!!!!!".