martes, 7 de julio de 2009

Libros, libros

Pedido de libros que me llegó el otro día. Y me hace especial ilusión porque estando el dólar como está, el Cat Getting Out of a Bag y la edición integral de Bone me han salido mucho más baratas que si las hubiera comprado aquí. El primero porque en su edición española es carísimo, y Bone porque me pedían en el Salón del cómic 36 euros cuando me ha salido al cambio por 23. Buen momento para comprarlo quien no lo tenga, tomo a tomo sale bastante caro. Y también estaba en la caja.... Ciudades de la Noche Roja, de William S. Burroughs, que lleva descatalogado en España no sé cuantos años ya. Creo que lo editó Bruguera en el 81 y desde entonces no fue reeditado, en todo caso es la última edición de la que tengo constancia. Sorprendentemente el primer resultado que aparece si se busca ese título en castellano mediante google pertenece a un blog en el que dejan fatal la novela sin conocer en absoluto los referentes ni el mundo Burroughs. Y surge el mismo problema de siempre, ese lector que no lo entiende le llama snob, impostado y no sé cuantas cosas más. Curioso leer esas objeciones a un autor, que precisamente si no fue algo fue snob o complaciente con los gustos del posible público. ¿Tiene sentido llamar impostado a un experimentador como él, cuando la impostura si lo pensamos es más propia de los escritores fáciles o que realmente escriben con vistas a tener el éxito del público? Prefiero mil veces a un escritor que escribe con sinceridad, con lo que le sale de dentro.

De todos modos Burroughs nunca ha sido difícil. Lo que no cumple son quizás las expectativas que tenemos sobre el desarrollo habitual de una novela. Pero se trata de dejarse llevar. Yo le descubrí siendo adolescente, y más que entenderle de un modo analítico o ejercer un análisis literario, me alucinaban sus imágenes dentro ya del fantástico y la sucesión de descripciones aparentemente inconexas. Grabadas para siempre quedaron en mi mente potentes y perturbadoras imágenes como las correspondientes a sus obsesiones con los muertos por ahorcamiento, efectos diversos de las drogas, sexualidad no ortodoxa...

Este autor tiene unos clásicos bastante conocidos, El Almuerzo Desnudo (imprescindible en cualquier biblioteca), Yonqui (quizás no tan imprescindible aunque es más realista en cuanto a diario de la drogadicción) y Expreso Nova. Ésta última es reivindicada por los amantes de la ciencia ficción como una obra de este género e incluida como tal en el libro Las Cien mejores novelas de ciencia ficción de David Pringle (en el enlace está la lista completa, bastante acorde con mi gusto dentro de lo escrito en lengua inglesa). No por casualidad la mayor parte de su obra en castellano la editó la desaparecida Minotauro, editorial con excelente gusto y con las miras más inteligentemente amplias dentro de lo fantástico y ciencia-ficción. Pero hay dos libros de él a los que tengo especial cariño y son diferentes a la mayor parte de su obra. Uno de ellos es My Education: A Book of Dreams. Para todos los que hemos intentado recordar, apuntar, revivir, controlar y usar como inspiración nuestros sueños, es fácil de entender que Burroughs hiciera esta especie de cuaderno explicando los suyos, que tienen como interés sobretodo entender el modo en que él usaba ese material onírico posteriormente en su trabajo. Ignoro si se ha editado en castellano (puede que en Anagrama). Otro es El fantasma accidental. De éste sí tengo su versión en castellano, por Muchnik editores, que contiene preciosos dibujos de lemures. Es el mejor alegato pro-ecologista que he leído en mi vida, y como decía es muy diferente a sus otras obras. En todo caso, si se tiene que elegir mejor empezar por sus obras más famosas. Ciudades de la noche roja, al haber leido casi todo lo de Burroughs, me la dejaré para más adelante como es mi costumbre. Nunca leo todo de mis escritores favoritos, siempre dejo aunque sea algo para el futuro. Si no aguanto la tentación, ya comentaré, pero estoy segura de que me gustará mucho como todo lo de él.

My Education: A Book of Dreams, edición con portada de Charles Burns

4 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=OppX5KZCPOQ

fromthedrain dijo...

doncs no sé que té a veure amb la entrada, però és una molt bona versió XD

La Hernández. dijo...

El de Jeffrey Brown lo estuve ojeando hace un tiempo y me pareció muy divertido...pero bueno, tengo cierta debilidad por casi cualquier mierda indie (y encima con gatitos...uf!!).

Por cierto, off topic gatuno total, si no lo has visto/leído estás tardando:

http://www.onemanga.com/Chiis_Sweet_Home/

zombre dijo...

Yo igual ando buscando esa edición de bruguera, aunque tenga la misma que tu, y es lamentable que haya ese tipo de comentarios cuando no se comprende algo. Respecto a Mi educación fue editado en Peninsula Ficciones.

Saludos